lunes, 14 de enero de 2013

POESIA


No hay virtud más eminente

que el hacer sencillamente

lo que tenemos que hacer.

Cuando es simple la intención

no nos asombran las cosas

ni en su mayor perfección.

El encanto de las rosas

es que siendo tan hermosas

no conocen lo que son...".
 
 
José María Pemán.

 

5 comentarios:

  1. Estamos rodeados por rosas que no conocen lo que son y por lo que se creen rosas y son sólo sus espinas...
    Un besote

    ResponderEliminar
  2. Hacer sencillamente lo que tenemos que hacer , es muchas veces tarea difícil. La poesía es capaz de transformar lo que de otra forma decimos, en algo más fácil y hermoso.
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Bonito poema, Pilar. Muchas gracias por tu visita a mi blog y por la tarde tan estupenda que pasamos con vosotros. Un abrazo de tu vecina del 4. Alicia.

    ResponderEliminar
  5. hola, paso visitando tu blog, bendiciones desde mi blog www.creeenjesusyserassalvo.blogspot.com

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar mi entrada.